TOSSA DE MAR SIGLO XX

Este año, en el marco de la celebración del 35º aniversario AVWC y del 25º aniversario de la concentración de Tossa de Mar y de la misma manera que hemos hecho en la sección de la web AVWC Siglo XX, abrimos éste apartado para colgar reportajes de la primera época de la concentración de Tossa, des de 1994 hasta el año 2000, cuando la organizaba Juan Giménez y Carmen Rico junto con la colaboración del Scarwallès club.

Todo este material se ha ido recopilando los últimos años junto con el resto de material de la sección AVWC Siglo XX con donaciones de socios del club (especialmente del añorado Marcel Olsina, o más recientemente de Pau Gurriarán ) o de ex-socios del club como Pau Casas o simpatizantes de nuestro club como el francés Noël Lavoir del Cox Toujours que nos cedió los originales de los posters de la 6º y de la 7º edición.

Si tenéis material fotográfico o audiovisual de Tossa del período 1994 - 2000 no dudéis en poneros en contacto con nosotros en avwc@avwc.org, sólo queremos que nos cedáis unos días el material para poderlo escanear o hacer una còpia y así por compartirlo con el resto de Amics y a la vez aumentar el fondo documental de la concentración de Tossa y de nuestro club entre todos.

1994

1ª Concentración de Escarabajos en Tossa de Mar




IR A FOTO Y EXTRAS

1995

2ª Concentración de Escarabajos en Tossa de Mar

Nos encontramos en un viejo campo de fútbol de tierra, empieza a aparecer el Sol por el horizonte, y por el noreste nos asustan unas nubes. Son diez o más las personas que están aquí, empezando a montar la que tiene que ser la mejor concentración de los últimos tiempos. Los nervios, la tensión, los gritos son el síntoma de intranquilidad que tenemos la mayoría.

Hora en punto, todo preparado, y ya se están esperando más de 20 coches en la calle el rugir de sus motores aumenta nuestra secreción de adrenalina: se abren las puertas y la marabunta de escarabajos empieza a desfilar hacia el interior del campo, el cual se va haciendo más pequeño para sus ocupantes Son tres horas de intensivo trabajo en dos mesas de inscripciones, que dan un formidable resultado de 150 escarabajos todos amontonados. Para distraer a ese publico tan ansioso disponemos de uno serie de pruebas que hacen reír al más aburrido y emocionarse al más callado.

¿Desfile, oiga desfile?, si, pues vale, adelante empezamos a circular par los calles de este estrecho pueblo, primero pasamos por callejuelas y luego en frente nuestro aparece la playa y el agua, ¿pero que digo? No el agua sino el Mar Mediterráneo, que nos brinda con un azulado celestial y unos olas finas que espumean el agua. Van llegando todos los coches y se van colocando uno al lado de otro, ¿van a caber?

Por fin, han cabido todos, unos casi en el faro de la Muralla y otros en la otra punta del pueblo, ahora será hora de empezar a llenar estómagos para unos premios y para otros, y hasta los más inconformistas se pueden llevar un regalo. Por fin está cayendo la noche, no sé si ha sido un espejismo o un sueño, pero todo mi cuerpo está destrozado. No se hasta unas días más tarde que me despierto y me enseñan unos fotos y finalmente puedo decir que no fue un sueño sino uno realidad el que se reunieran tantos escarabajos juntos. (Crónica de Marc Ibars publicada en la revista promocional del 3r Encuentro de Escarabajos de 1996)




IR A FOTO Y EXTRAS

1996

3ª Concentración de Escarabajos de Tossa de Mar

El pasado fin de semana del 22 de septiembre se celebró en Tossa de Mar la tercera concentración de escarabajos organizada por Scarwallès Club y el restaurante Sant Antoni de Juan y Carmen. El fin de semana aparecía lluvioso y el sábado la organización temía lo peor, observaban con detalle el color oscuro del cielo y el desliz de las sotas de agua sobre los cristales del escarabajo de Climent. El cielo no parecía tener intención de cambiar de color y los presagios eran fatales a pesar de los buenos augurios de los "hombres del tiempo". El domingo a las ocho de la mañana se abría la puerta del campo de fútbol de Tossa y unos inmensos charcos hacían cambiar el planteamiento inicial del parking, se tenía que mover todo de sitio y reubicar la gymkhana y el espacio para los coches. El cielo aguantaba por el momento y las esperanzas de superar los 140 coches del año anterior renacían.

A las nueve de la mañana llegaban los primeros coches que dejaban a la gente de organización sin tiempo para desayunar. Se trataba de los siempre demasiado puntuales alemanes del club de Essen. Así que antes de lo previsto se empezaron a ordenar las cosas en las mesas de organización y en las tiendas y se entregó el primero de los dorsales a uno de los escarabajos alemanes. Sin pasar mucho tiempo hizo su aparición por la inclinada entrada del campo de fútbol el coche protagonista del cartel y de la camiseta de este año, el VW Pappler de Jaume Mabres. Este es el único de los seis modelos de todo el mundo que aún se conocen con vida que está totalmente restaurado. Después del Pappler llegaba otro espectacular clásico, un Kübelwagen del año 1943 absolutamente restaurado y en tal estado que parecía rescatado de una de esas películas bélicas de Hollywood.

Hacia las once de la mañana empezaba a llenarse el campo de escarabajos, furgonetas, algún que otro 181, gente y más gente y, a última hora, una orquesta. El sitio para los escarabajos se agotaba y el pasillo de los clásicos y preparados se encontraba ya sin sitio para nadie más. Así, sobre las doce del mediodía, y con un cielo completamente encapotado uno de los miembros de Escarabats a Sac de Andorra daba por empezada la veda del trompo y dejaba gasolina y surcos como recuerdo para el equipo de fútbol local. La atracción de la gente era evidente, el ruido del motor, el barro que escupía y la espectacularidad de la conducción hacían que la gente corriera sin parar guiados por la estridencia del escarabajo azul.

Unos minutos después empezaba una corta gymkhana bajo una leve lluvia y con música orquestal de fondo, aparte de la del motor. Al principio y gracias básicamente a la gente de Andorra la gymkhana se tornaba confusa ya que hacían los conos rectos y no quedaba demasiado claro el recorrido estipulado, pero allí estaba Carlos – le recordaran por subirse al capó del coche con una bandera blaugrana no hace mucho en Sabadell - para aclarar la situación y realizar una buena gymkhana. Algún organizador se jugó la vida en medio de conos, escarabajos y fango. La gymkhana acabó con la atrevida participación de una furgoneta Split francesa, con una gran lata de coca-cola en sus laterales, que hizo las delicias de un público que dejaba de mojarse.

En pocos minutos los coches se distribuyeron en el recinto preparando su salida para la rúa por Tossa de Mar que transcurrió con algunos cortes, con gran expectación en el paseo marítimo y como diría alguien "con el cielo entre nuboso y claro y pequeñas gotas de lluvia". La lluvia amainaba y llegaba un tímido sol que no podía secar del todo los parabrisas de los escarabajos que aparcaban a lo largo del paseo y delante de la playa. En ocho minutos se repartieron 387 platos de ensalada para todos los inscritos que ya pasadas las tres de la tarde empezaban a pedir su comida - y los que desesperan siempre querían ser más que nadie y pedían doble de vino -. La paella estaba casi en su punto y el cocinero ponía su empeño en evitar la humedad y preparar bien el pasillo para que la gente pudiera pasar a recoger, riendo o refunfuñando, su merecido plato de paella. Después de comer y con los cafés aún sirviendo empezaron los parlamentos – este año un poco más cortos – en directo por la radio y se pasó a un accidentado reparto de premios donde la votación popular envió varios trofeos para Alemania además del premio al más lejano y al club que les otorgó la organización.

Entre agradecimientos y aplausos la despedida fue corta y se convocó a todos para el año que viene esperando que la lluvia, que sin duda restó afluencia, respete un poco más a la organización y que la gente de Tossa empiece a apostar verdaderamente por la concentración. Hasta dentro de un año.

(Crònica publicada en el nº 2 del boletín “Beetle Juice” del Scarwallès Club, en octubre de 1996)




IR A FOTO Y EXTRAS

1997

4ª Concentración de Escarabajos de Tossa de Mar

IR A EXTRAS

1998

5ª Concentración de Escarabajos de Tossa de Mar

IR A EXTRAS

1999

6ª Concentración de Escarabajos de Tossa de Mar

ANAR A EXTRES

2000

7ª Concentración de Escarabajos de Tossa de Mar